sesiones

 

 

La cura sexual.

La Cura Sexual es algo maravilloso y sagrado que nos permite curar muchas de nuestras heridas relacionadas con la sexualidad. Estas heridas constan de una parte física y otra emocional que se ha ido extendiendo en el tiempo y enquistando en el cuerpo y en nuestro ser, influyendo en todas nuestras experiencias y relaciones en la vida.

Aveces, esta carga física y emocional es evidente, como es el caso de una violación, un abuso sexual, un maltrato psicológico... en otras ocasiones no es tan evidente, sobretodo si no ha ocurrido nada de lo anterior, pero nos sigue influyendo, sigue pintando de gris nuestras experiencias en la vida, robándonos sensibilidad, mostrándose en forma de miedos conscientes o inconscientes, apatías, aversión, falta de interés, de motivación,...y es que las heridas van desde experiencias muy fuertes y claramente negativas a experiencias muy sutiles de las que no somos ni tan solo conscientes, como una mirada, o un trato sostenido en el tiempo, una educación extremadamente represiva, un obligarse a uno mismo/a a hacer cosas que en realidad no quiere hacer, o estar con personas que en realidad no quiere estar, es suficiente para que nuestro cuerpo se cierre, sienta rechazo o pierda el interés con el tiempo.

 

La Sanación Sexual és una técnica concreta que se aplica de maneras diferentes en hombres y mujeres.

Esta técnica consiste en realizar un masaje y activar ciertos puntos situados en el cuerpo, la zona de la próstata en el hombre y la zona del punto G en la mujer, produciéndose el desbloqueo de las mismas., previamente se realiza un masaje tántrico en todo el cuerpo para relajar a la persona y conectarla a su propio cuerpo y a sus emociones.

Esta sesión tiene una duración aproximada de tres horas.